Tratamientos de Conducto


tratamiento de conducto Jackson HaightsTratamiento de Conducto

¿Tiene un diente con una profunda cavidad con el nervio expuesto? ¿O quizás esté severamente dañado de alguna otra manera? Si es asi, el dentista le podría recomendar un tratamiento de conducto para intentar salvar su diente en lugar de extraerlo y reemplazarselo con un puente o un implante.

Cuando la pulpa de un diente se infecta o muere, la terapia de conducto radicular es necesaria para salvar  el diente.

Generalmente es un tratamiento cómodo que puede salvar su diente y mantener su boca sana.

tratamientos de conducto Jackson Heigts

Síntomas de Infección

  • Usted puede darse cuenta de que tiene un diente infectado cuando:

    El diente es sensible al calor o al frío.   
    El diente duele al morder o hacer presión.
    Hay dolor de diente severo y con palpitaciones.
    La zona está hinchada.
    Usted tiene un mal sabor en la boca.

También podría no estar consciente del problema, porque no hay ningún síntoma en absoluto.

Causas de Infección

La pulpa se infecta cuando las bacterias invaden las capas internas del diente. La pulpa dental es un tejido blando formado por los nervios y los vasos sanguíneos. Está contenido en la cámara de la pulpa que se extiende desde el centro del diente a través de las raíces de los dientes.

La infección ocurre con más frecuencia a través de una cavidad profunda que permite pasar a las bacterias a través de las capas de dentina y esmalte hasta la pulpa. A veces, la pulpa simplemente muere debido a una fractura o un golpe en el diente.

Diagnóstico y Tratamiento

Para determinar si el diente tiene una pulpa infectada, hacemos un examen a fondo. El examen a menudo incluye rayos X y algunas veces incluye la comprobación de la salud de la pulpa con un probador de pulpa. También podemos aplicar calor o frío, golpear ligeramente sobre el diente para ver si es sensible, buscar cambios en el color de los dientes, o presionar suavemente las encías al lado del diente para determinar si hay dolor.

Si determinamos que usted tiene un diente infectado, se habla con usted acerca de la terapia de conducto radicular para eliminar la infección y salvar el diente. Es importante tratar un diente infectado con el fin de prevenir que la infección viaje a través de las puntas de las raíces y cause un absceso doloroso en el hueso de la mandíbula.

El tratamiento de conducto es una cirugía importante que se lleva a cabo utilizando técnicas  y materiales avanzados, haciéndo el procedimiento mucho más confortable y rápido que antes.

Una vez que el tratamiento de conductose completa, su dentista usualmente le recomendará colocar una corona en el diente para dar más fuerza al diente.

Para mayor información póngase en contacto con una de nuestras coordinadoras de tratamientos.